lunes, mayo 22, 2006

Llamadme pijo, pero yo soy un esclavo de la escena

Antecedentes: Llevo bastante tiempo siendo esclavo de la escena, imagino una situación o una escena y hago lo posible por reproducirla tal cual está en mi cabeza. Mi ejemplo más sonado es cuando me dieron el coche, con la música de Superman puesta en el CD.

Asuntos pendientes: Tanto en la entrega del coche como posteriormente me faltaba un elemento de atrezzo para la escena, no conseguía encontrarlo.

Pijo: Llamadmelo, pero reconoced que queda bien.




Finalmente ha sido en mi viaje a Roma cuando he conseguido el elemento que me falta. Podría decir que es un souvenir, pero es por pura estética (llamadme pijo si quereis).

Efectivamente, esas son mis manos delicadamente envueltas en unos guantes de conducir Ferrari color crema/marrón.

Ahora la escena del coche está completa, me ha costado muchos meses (y no hablemos del precio de los guantes producto oficial ferrari) pero he añadido otra muesca a mis revolverés de puesta en escena.

El Otro

4 comentarios:

isterica dijo...

Jajajaja! Con guantecitos!!! jajajaja! Bueno, al menos cuando dejes aparcado a todo el sol el coche y se te haya olvidado ponerle el parasol, no te quemarás las manos. jajajaja!

El Otro dijo...

En el aspecto técnico se supone que los guantes son para mejorar el agarre al volante, especialmente cuando se hace conducción deportiva (si alguna quiere que le dé una vuelta....)

En el aspecto estético ya lo he dicho todo.

En el aspecto prácticó, tienes razón, ya mo ne quemaré más con el volante (por cierto debería agenciarme un parasol o se me va a olvidar siempre ponerlo ;)

El Otro "Gato con guantecitos no caza ratones ¿cazará mujeres?"

"Minino witH gloBles dOn't ZAp mouSes" (sé que es mice, pero si no no encaja con la verification word)

Cortical Thread dijo...

Soberbio, simplemente soberbio... :D

Azena dijo...

bueno, sí... ¡¡¡PIJO!!!