miércoles, junio 30, 2010

Retorno a L

Ayer volví a L, mientras veía el partido de futbol (cosa rara, que suelo hacer únicamente de manera social, no solo en casa). Fue toda una alegría. L es uno de esos sitios en los que uno ha estado y quiere permanecer, si fuera una ciudad para mi sería Londres.

La verdad es que llevo un tiempo pensando en L, creo que es una de esas cosas que se me pasan por la cabeza en los únicos momentos en los que consigo apagar el cerebro. Hablando en plata, cuando estoy haciendo ejercicio en el gimnasio o corriendo. Porque -aunque no sea el motivo del post- a pesar de desear apagar la cabeza de vez en cuando sólo me ocurre cuando la saturo con ejercicio y música y a veces ni aún así.

En fin, espero que estos paseos por L se conviertan en algo más sólido y estable, definitivo.

El Otro, de momento.

4 comentarios:

La serpiente que pudo ser mujer dijo...

Cuando saqué el carnét de conducir de coche me pegué la L de plástico que te regalaban en la camiseta.Y salí a la cale con la L a la espalda.No me acuerdo de todo lo que me vacilaron,pero recuerdo que aquel momento L fue especial. L debe ser un gran lugar y seguro que conducen con precaución. Cuando saqué el de moto tenía otro sentido del ridículo y hacía cosass aún más tontass..

El Otro dijo...

¡Una compañera motera y yo sin saberlo!
Mi "L" es un sitio deseable pero casi no me acuerdo de lo que es conducir la moto allí. ¿Qué tipo de moto llevas tú?

El Otro (o no)

La serpiente que pudo ser mujer dijo...

A día de hoy no conduzco ni la muymaha de mi hermano. No lo haré hasta que essté tan en forma como antes.
Espero estarlo para este otoño porque me gustaría regalarme una (custom) nuevecita por mi cumpleañoss.

El Otro dijo...

A ver si dejan de sorprender las tormentas y se puede coger la moto con seguridad.

El Otro