jueves, diciembre 14, 2006

Exprimiendo cerebro y tecnología

Bueeeeenasssss querido lector

Como supongo que sabes hace un año y pico me compre coche nuevo, todo un carrazo pero tenía un pequeño defecto: no tenía reproductor MP3.

Durante meses busqué solución al problema y cuando casi había claudicado a comprar un emisor FM para un reproductor MP3 externo resulta que Jaguar sacó un módulo para MP3. Lo compré ipso facto.

El módulo de MP3 tiene varias posibilidades: conectar un iPod, conectar un stick USB con las pistas o conectar un aparato externo con RCA. Para probarlo usé un stick USB de 1Gb que tenía. Funcionaba. Genial.

Ahora se me planteaba el dilema ¿como optimizo el proceso?

La primera idea fue: compro un iPod nuevo de 80Gb pero hay un problema, no me cabe toda la música.

La segunda fue probar a enchufar un disco USB de los de portátil, que no requieren alimentación. No funcionó, bien por el exceso de pistas, bien por la alimentación, bien porque el módulo no lo reconocía adecuadamente.

Así que fui tirando de borrar y cargar canciones nuevas en el stick, algo que no hacía muy a menudo y que no me satisfacía.

¿Qué solución encontrar?

Al final se me encendió la bombilla, SI funcionase sería la solución definitiva, y FUNCIONA.

He acoplado al puerto USB del módulo un lector de tarjetas SD, pero sólo SD/MMC que tiene un sólo puerto y que se reconoce como una única unidad en windows (los multi-tarjeta no funcionan porque son como varias unidades de disco y el módulo no funciona con ellos). Ahora sólo tengo que cambiar la tarjeta SD con la música que quiero.

¿En que es eso mejor que la solución del stick de memoria?
En que es más cómodo. Me explico.

Un stick es relativamente grande y la tendencia es a comprarlo de bastante memoria y reutilizarlo, pero la memoria SD es de un tamaño reducido, que voy a guardar en una carpeta pequeña para coleccionistas de monedas, y por un precio entre 6 y 32€ tengo tarjetas de 128Mb (6€) a 2Gb, siendo muy comunes las de 256 y 512 por unos 10€. Así NO TENGO QUE BORRAR Y REESCRIBIR las tarjetas. Poco a poco iré comprando tarjetas baratas en las que meteré la música que me gusta escuchar y llegado el momento sólo tengo que seleccionar la tarjeta, meterla y escuchar un LP, una discografía o una recopilación.

Por otra parte, además, un stick USB no reproduce MP3 por si mismo, y lo que lo hacen son de poca calida y más caros (relación € por Mb), sin embargo puedo comprar un único reproductor MP3 con slot para tarjetas SD/MMC y reutilizar las mismas tarjetas que para en el coche!!!

Al final realizaré la ilusión de algún fabricante de walkmans/MD de hace años. Tendré mi música en formato digital, con horas de música en un dispositivo de almacenamiento intercambiable, barato y apenas del tamaño y peso de un sello.

Por fin he exprimido la tecnología a fondo.

Me felicito a mi mismo.

El Otro

2 comentarios:

Azena dijo...

lo que quería decir y blogger no me dejaba... que eres la hostia ;-) enhorabuena...

El Otro dijo...

Gracias por el piropo.

El Otro